El Aceite

En Pago de Peñarrubia no inventamos nada, simplemente elaboramos bien. Cuidamos y monitorizamos cada árbol durante todo el año e introducimos técnicas orientadas a su próxima certificación 100% ecológica. La cosecha se realiza por medios mecánicos, mimando nuestras frutas y transportándolas, sin que resulten aplastadas o toquen el suelo, intactas hasta nuestra almazara que se encuentra en la propia finca. Allí se molturan en frío, separando variedades y zonas agrícolas, preservando las diferencias entre ellas, permitiéndonos crear composiciones que potencien la calidad de los distintos aceites. Del árbol a la botella en menos de 3 horas